Marc Márquez visita A Coruña de la mano de Estrella Galicia 0,0

Os preguntaréis a santo de qué esta noticia. Salvando la visita a nuestra ciudad, la gracia está en que Estrella Galicia 0,0 es patrocinador de este caballero y nosotros (Grupo76 publicidad) nos encargamos de la imagen gráfica del patrocinio en Wellcomepacks, pósters, comunicación, el logo de Marc Márquez... Vamos, que estamos encantados con la oportunidad que nos ha brindado Hijos de Rivera.

Con 17 años y 264 días se convirtió en el piloto español más joven de la historia en proclamarse campeón del mundo, en 125 cc, desbancando precisamente al de Castellar del Vallés. Esta temporada, Márquez ha dado el salto a Moto2 sin demasiada suerte. Dos carreras, dos caídas, la última, en Jerez, embestido por el francés Jules Cluzel. El fin de semana vuelve a Estoril, un circuito en el que se doctoró con una carrera para enmarcar: se fue al suelo en la vuelta de formación, salió desde el último lugar de la parrilla y remontó hasta la victoria para meterse medio Mundial en el bolsillo.

-Llega Portugal tras un mes de parón del Mundial. ¿Hay que puntuar como sea?

-Al menos acabar. Dicen que será un fin de semana un tanto inquieto en cuanto a la meteorología, tenemos que mantener la calma y terminar la carrera. A ver si la suerte nos acompaña. Con la experiencia de la primera carrera, y la mala suerte de la segunda, dicen que a la tercera va la vencida.

-¿Estoril le trae buenos o malos recuerdos?

-Las dos cosas. Por momentos tuve perdido el campeonato, y a la vez hice una gran carrera que quedó marcada y todo el mundo me lo recuerda por la calle.



-¿Le gustaría repetir la experiencia?

-No, espero que no, porque se pasan muchos nervios.

-Allí se cayó por un error suyo, no como en Jerez, donde lo tiró Cluzel. ¿Ya ha pasado página?

 
-Está olvidado. Está claro que me dio rabia, pero se tiene que saber pasar página. Cuando es un error tuyo sí que tienes que reflexionar más, intentar pensar cómo mejorar. Es lo que hice después de Qatar y en Jerez se vio que estaba mucho más calmado, pensándome las cosas dos veces. Pero en Jerez fue un error mío. Espero que en Portugal ya vaya la vencida.

-Tras la carrera dijo que perdona, pero no olvida.

-Aceptas las disculpas pero eso no cambia nada. No sabes si algún día te pasará a ti, pero Cluzel ya la ha liado unas cuantas veces y espero no estar delante de él la próxima vez que lo haga.

-¿Estas cosas son las que tiene una categoría como la de Moto2, una de las más difíciles?

-No me voy a engañar, es una categoría difícil y cuesta, sobre todo al principio, cogerle el ritmo. Hay pilotos con mucha experiencia, con muchos años en el Mundial, y yo esa experiencia no la tengo y tengo que ir adquiriéndola poco a poco. Me he sorprendido a mí mismo de lo bien que me he adaptado a la categoría y en ese aspecto no me puedo quejar, pero lo que está claro es que mi objetivo es aprender de los que están ahora arriba y de los que están ganando.

-¿Qué es lo que más cambia con respecto a 125 cc?

-El comportamiento de la moto. A la hora de la frenada, al ser una moto de cuatro tiempos, la reacción del motor cambia bastante, pero también el peso, los neumáticos... Son varias cosas y creo que hemos hecho un gran trabajo en pretemporada, sobre todo porque el equipo me ha hecho adaptarme a las cosas, pero una por una, no todo a la vez, y eso me ha ayudado mucho.

-¿Siente más presión por el hecho de haber sido campeón del mundo el año pasado?

-No, la temporada pasada estaba en 125. Es completamente diferente. Tenía más experiencia en la categoría y tenía la moto por la mano. Con ésta aún me falta un poco, aunque no lo parezca, porque en los entrenamientos he ido bastante bien. Todavía no tengo la misma sensibilidad que con la 125, pero poco a poco iremos mejorándolo.

-Siempre lo comparan con Dani Pedrosa, ¿las comparaciones son odiosas?

-Que te comparen con Pedrosa es un privilegio porque es un piloto tres veces campeón del mundo, subcampeón del mundo de MotoGP y, bueno, ojalá que algún día pueda ser como él.

-Va por el mismo camino.

-Aún queda, Pedrosa es mucho Pedrosa, siempre ha sido mi ídolo.

-¿Como él, también tiene a alguien que le mantenga los pies en la tierra?

-Emilio Alzamora, la familia, el equipo, todo el entorno al final es lo que cuenta. Si tienes un entorno con cabeza, con experiencia en este mundo y que te sepa mantener con la misma humildad de siempre, esto ayuda mucho.

-¿Qué papel tiene Emilio Alzamora en su vida?

-Un papel importante. Desde los 12 años trabajo con él. Parece que no, pero ya son seis años que pasan muy rápido y hemos conseguido muchas cosas juntos, como entrar en el Mundial y después ganarlo. Esto hace que sea mi persona de confianza tanto en el circuito como fuera de él, donde también me ayuda mucho y es una persona preferente para mí.

-¿Le da la sensación de que se está perdiendo cosas en la vida?

-Está claro que algo me pierdo, no se puede tener todo, pero no me arrepiento de nada, hasta pagaría por estar en mi situación, la verdad es que es de privilegiado. Además, si te organizas bien tienes tiempo para estar con los amigos, la familia, de hacerlo todo.

(Vía laopinioncoruna

No hay comentarios: