La letra pequeña sobre la desgravación de vivienda a partir de 2011

El impacto del fin de la desgravación no afectará tanto como parece
el mercado inmobiliario anda revolucionado con el fin de la desgravación por la compra de vivienda en 2011.

Sin embargo, ¿está justificado tal revuelo? sí y no. Sin lugar a dudas, es un cambio en la política de vivienda pero a efectos prácticos no tendrá un impacto tan exagerado como la polvareda que está levantando.

1) El que ya tenga casa no notará cambios
aunque ha sido explicado, aún hay gente que tiene dudas. todo el mundo debe saber que tanto si compró casa en 2010, como si lo hizo años atrás puede seguir desgravándose.

2) Siempre se habla de base imponible para poner los límites
Cuando se están dando los rangos de ingresos para dejar de percibir la desgravación (o a partir de los cuales tendrás menos desgravación) se habla siempre de base imponible y no de salario. hay casos en los que la base imponible es menor al salario bruto, por lo que habrá más gente que pueda percibir la desgravación de la que inicialmente se pensaba (que ya era mucha). en lainformacion.com señalaban la semana pasada que aunque el límite superior de la base imponible para dejar de percibir la desgravación es de 24.107,20 euros, esta diferencia hará que haya gente con salarios brutos cercanos a los 30.000 euros que caigan dentro de esa franja.

3) La vida sigue igual para bases imponibles inferiores a 17.707 euros
En Sspaña, numerosas personas tienen una base imponible inferior a ese nivel, por lo que mucha gente seguirá pudiéndose desgravar como antes. el salario de un mileurista -que en españa hay muchos- equivale a 14.000 euros brutos, por lo que todo ese grupo seguirá como hasta ahora.





4) Si tienes ingresos inferiores a 24.102 euros cambia levemente
Los que han superado el mileurismo, pero tienen ingresos moderados también podrán seguir desgravándose. se calcula que en españa hay entre un 75% de personas que tienen una base imponible menor, por lo que casi toda la población seguirá teniendo algún tipo de ayuda.

5) Al ser en pareja, hay más hogares que seguirán con desgravación
Si según la estadística es difícil encontrar personas con bases imponibles superiores a los 24.102 euros, logicamente más dificil aún es encontrar parejas en las que los dos cobren más de ese nivel. esto hace que previsiblemente cerca del 90% de los hogares pueda tener algún tipo de ayuda en la compra de vivienda habitual.

6) Si tienes un salario elevado, te importa poco la desgravación
Cada persona puede cobrar un máximo de 1.352 euros al año por esta vía. este es el máximo aunque se pague una hipoteca de un millón de euros. cuanto mayor salario cobres, más casa podrás comprar y como el ingreso es el mismo, tendrás menos impacto. conocer el impacto concreto según lo que cobres

7) Cada comunidad autónoma puede conservar su parte de deducción
Comúnmente se habla que la vivienda desgrava un 15%, pero hay que saber que esa desgravación no depende toda ella del gobierno. como norma general se divide en un tramo estatal del 10,05% y otro autonómico del 4,45%. la suma de ambos equivale al 15% total. se podrá dar la circunstancia de que el ejecutivo de zapatero retire la desgravación estatal, pero que algunas comunidades conserven la norma en su lado autonómico. en este caso, los compradores de vivienda verán reducida la devolución de hacienda, pero no eliminada por completo. esperanza aguirre, presidenta de la comunidad de madrid, anunció que mantendría el tramo autonómico.

8) Quien haya comprado podrá desgravarse aunque no reciba su casa hasta 2011 o más allá
una de las preguntas más repetidas es qué pasa con aquellos que tienen firmado el contrato de compra de un piso en construcción, pero que se lo entregan (por lo tanto no escrituran) hasta después de la fecha límite. ¿podrán desgravar? la respuesta es que sí ya que la norma dice que quienes "hubieran adquirido su vivienda habitual con anterioridad a 1 de enero de 2011 o satisfecho cantidades con anterioridad a dicha fecha para la construcción de la misma" pondrán seguir como hasta ahora.

9) No se tienen en cuenta inflación ni precio del dinero
Cuando hacemos los cálculos de cuánto tendría que bajar una casa para que compense comprarla ahora y no perder la desgravación se habla que la factura supone un ahorro de unos 34.000 euros por persona como máximo para una hipoteca a 25 años. sin embargo, hay que tener en cuenta que ese dinero se percibirá de 1.352 euros en 1.352 euros al año (como máximo) durante los 25 próximos años y que esa cantidad de dinero no supondrá lo mismo ahora que dentro de 25 años por efecto de la inflación. igualmente, ese dinero ingresado en un depósito siempre tendrá una rentabilidad que no se suele tener en cuanta.

10) El gobierno lo sabe
el objetivo a corto plazo de la medida es reducir el stock de viviendas sin vender. por lo tanto, el ejecutivo se encuentra cómodo en medio de esta pequeña psicosis compradora que se ha instalado hasta final de año, que además le suponen más ingresos por impuestos y más actividad económica. sin embargo, en sus cuentas señala que la medida supondrá un ahorro de unos 200 millones de euros, una cantidad mínima (muy inferior al 10%) con la factura que cada año paga el estado por este concepto
en resumen, que es un cambio que está levantando una gran polvareda, pero que en la práctica no supondrá un cambio tan radical como parece ya que seguirá habiendo un amplio porcentaje de la población con acceso cada año a esa desgravación.

Más información en el consultorio sobre vivienda de idealista.com

No hay comentarios: