Un domingo cualquiera, el sábado

El sábado pasado lo tomamos como domingo, previendo que al día siguiente no nos moviese del sofá ni el tato, que nos conocemos, y como salgamos por la noche el domingo toca "sofanada".

Así que aprovechamos que hacía un día estupendo y nos llevamos a Piña a la playa de Oza, para que por primera vez viese el mar!





A la vuelta pasamos por San Diego para seguir estirando las patitas. Allí una perrilla que yo me se se tiró un cuarto de hora jugando con otro cachorrillo.

Aquello era una especie de Royal Rumble pero en versión canina, donde sólo faltaba Humaga y su pandero...



Como veréis por la siguiente instantánea, el animalico lo pasó fatal..!


(Sigue...)

El sol se pone, las nubes comienzan a teñirse de rojo, mañana hará buen día.

Emprendemos canino...camino...lapsus...bueno, camino a casa...


4 comentarios:

Toño "el Nano" dijo...

le gusto a piña el mar?

Los Zupes dijo...

Hermnaita, lamento comunicar que cada vez nos parecemos más: una suerte para ti, una desgracia para mí como otra cualquiera ;)

soYo dijo...

Nano, a Piña más que el mar creo que le gustó la parranda que se marcó jajaja! La tia se tiró por lo menos 15 minutos jugando con varios perrillos, corriendo, saltando... qué risas...! jajaja!

soYo dijo...

Hermanita... eso que estás tomando... déjalo, será lo mejor... :p